COMUNICACIÓN ALTERNATIVA

El zapatismo, quizás por su sorpresiva e inopinada aparición, obtuvo una gran acogida y capacidad de reproducción de sus mensajes en la prensa mexicana, no así en los medios electrónicos, más controlados y sumisos al poder priista. Ello permitió que no tuviera urgencia en desarrollar, en un primer momento, sus propios medios de difusión escritos, pues sus comunicados reproducidos íntegramente en periódicos como La Jornada, que vino haciéndolo de forma sistemática, al menos, durante una década. También eran rápidamente distribuidos globalmente por listas de correo electrónicos y colocados en internet en la página web
www.ezln.org, aparecida tres meses después de su irrupción pública. El zapatismo mostró su capacidad de adaptación en este terreno, como en otros, al dejar que los propios medios comerciales o sus sectores simpatizantes realizaran el trabajo de difusión, ayudados por el inesperado y entonces pionero uso de la red, uno de sus más celebrados aciertos que, en puridad, no es mérito suyo.

Porque es necesario aclarar que su uso de internet no fue propiciado por el EZLN, sino por un grupo de simpatizantes norteamericanos liderados por Justin Paulson, que puso en la red la página en marzo de 1994. Se trataba de una página web no oficial del EZLN, aunque se mantuvo en línea, con su autorización, hasta 2005, cuando fue controlada efectivamente por la organización zapatista. En el ciberespacio, las redes zapatistas fueron muy activas y creativas y disfrutaron, al menos por dos o tres años, de la posibilidad abierta por la inicial inacción del gobierno mexicano en este terreno. Lo mismo se puede afirmar del uso de las listas de correo, como la llamada “Chiapas 95”, creada por Harry Cleaver en diciembre de 1994. Su actividad se mantuvo durante bastantes años, siendo uno de los principales elementos de coordinación y debate de las redes transnacionales.

Con la celebración en Chiapas del I Encuentro intercontinental por la Humanidad y el
Neoliberalismo en 1996 se avanzó en la definición de posturas sobre comunicación alternativa, puesto que en la mesa de comunicación de esos encuentros se discutieron veinticuatro ponencias, en su mayor parte presentadas por personas llegadas desde España, Alemania, Francia, Italia o Estados Unidos, más que de México. Entre sus conclusiones, destacan las relativas al uso de todos los medios de comunicación, lo que llamaron “guerrilla de los medios”, de las pintadas al ciberespacio, incluyendo la creación de medios alternativos y señalan, en cuanto a las redes electrónicas existentes, que “es necesario utilizarlas como vehículo de enlace internacional” y para ello “es necesario encontrar protocolos normalizados de información electrónico de información, sistemas de seguridad, encriptación y autentificación, combinada con medidas tendentes a acabar con la brecha digital por medio de alternativas de acceso a bajo costo, creación de herramientas y recursos propios, la capacitación, campañas de donación…”. Entre sus conclusiones destaca que se acordó la creación de una red intercontinental de comunicación alternativa, una red actuando como una multitud o como un enjambre. Un enjambre, swarm en inglés, que impulsaría las primeras acciones de desobediencia electrónica o de guerra en internet, de la mano de colectivos de hackctivistas como EDT o Critical Art Ensemble, impulsados por activistas-artistas como Stephen Wray o Ricardo Domínguez. Ellos impulsaron acciones como ataques DDoS, de denegación de acceso, usando programas como FloodNet en 1998 para protestar por la matanza de Acteal, que les permitió tumbar varias páginas oficiales mexicanas, lo que les granjeó la acusación del Pentágono norteamericano de practicar ciberterrorismo, lo que Arquilla y Ronfeldt llamaban netwar. De alguna forma, los ataques cibernéticos DDoS, que tan famosos se han hecho con la irrupción de fenómenos en la red como Anonymous en 2006, o con el caso Wikileaks en 2010, tuvieron su primera aparición entonces de la mano del zapatismo.

Así, los zapatistas constituyen uno de los más eficaces ejemplos de que otra comunicación es posible, ya que también se alzaron contra el actual orden informativo mundial y desafiaron felizmente su omnipotencia. De hecho, su mejor arma fue la práctica de una comunicación disidente, que sería inútil sin la interacción con un sujeto-receptor, profundamente inquieto, activo y crítico, capaz de romper con la unidireccionalidad del modelo de comunicación dominante. Con ese objetivo, es crucial la construcción de una cibercomunidad virtual de pensamiento y acción regida con la lógica de la red. En cualquier caso, es evidente que la creación y actuación de estas redes de información y acción en internet no sólo han potenciado la información o coordinado acciones transnacionales, sino que son un ejemplo de convergencia horizontal en red que también ha caracterizado el zapatismo transnacional en la última década y que luego han sido básicas en los nuevos movimientos de indignación global nacidos en la segunda década del siglo XXI.

Pese a su inicial y relativo “éxito” en los medios de comunicación comerciales e internet, el zapatismo planteó desde sus principios la necesidad de los medios de comunicación propios. Significativamente hay que recordar que la declaración de guerra de 1994 se lanzó a las ondas desde una emisora ocupada en Ocosingo. En ese sentido, hay que destacar que en 1996, en la Mesa de trabajo sobre Democracia y Justicia, en los Diálogos de San Andrés, se planteó formalmente la demanda de que los pueblos indígenas pudiesen tener medios de comunicación propios. Desde entonces, el zapatismo no ha parado de impulsar la necesidad de construir medios alternativos de difusión popular, una demanda ratificada en múltiples conferencias y congresos, empezando por el resolutivo del Encuentro Intergaláctico de 1996 o en la comunicación enviada por Marcos a la Conferencia Liberando los Medios de Comunicación en los Estados Unidos, celebrada en Nueva York en 1997.

A finales de los años noventa se propició la creación de múltiples radios operadas por grupos
ciudadanos en el país. Por ejemplo, en la UNAM, con la huelga del CGH, en 1999-2000, nacieron radios como K-huelga o Regeneración Radio. Las radios bocinas son una modalidad muy extendida, especialmente en comunidades campesinas e indígenas. Uno de los proyectos más fructíferos, que posteriormente también se expandió a una televisión autónoma fue La Voladora Radio, en Amecameca de Juárez, Estado de México, nacida en octubre de 2000. También se puede citar en esta ola Radio Bemba FM en Hermosillo, en Sonora. Durante la Marcha del Color de la Tierra en 2001 fueron naciendo en la ruta de la caravana una serie de radios libres y comunitarias, como Radio Sabotaje o Radio Zapote.

Tras la marcha Indígena de 2001, el zapatismo también empezó a construir su autonomía comunicativa, a través de su propia radio, su medio escrito y reapropiándose de la página web. El 14 de febrero de 2002, el EZLN inaugura Radio Insurgente, con un equipo integrado por insurgentes e insurgentes, que difunde las ideas y los contenidos de la lucha zapatista. Al principio, mantenía una programación musical y de transmisión de saludos vía epistolar. Su puesta de largo oficial, con el nuevo nombre de Radio Insurgente, la voz de los sin voz, coincidió con la institucionalización de la autonomía zapatista con las JBG en agosto de 2003. Desde diciembre de 2005, el EZLN inició el traspaso paulatino de sus emisoras de FM a los municipios autónomos rebeldes zapatistas (MAREZ). Para ello, los pueblos en resistencia capacitaron a sus propios equipos de producción y locución para hacerse cargo de su funcionamiento como radios comunitarias indígenas. Las emisiones son en varios idiomas, en castellano y las distintas lenguas indígenas, ampliando la temática a informaciones diversas y formación en salud o educación. Radio Insurgente, la “escurridiza del cuadrante”, funciona a través de cuatro medios: las emisoras de FM, las de Onda Corta, su página en internet y sus producciones en discos compactos. De esta forma, Radio Insurgente influyó fuertemente en el movimiento mexicano de medios libres, radios libres y comunitarias.

El EZLN también impulsó una revista ligada al zapatismo civil, Rebeldía, en 2002, con su propia web,
www.revistarebeldía.org, que se convirtió en uno de los grandes portales del zapatismo, en el que encontrar no sólo los contenidos de la revista, sino una amplia cobertura de actos o material fotográfico y audiovisual del movimiento. La revista tenía una periodicidad irregular, alcanzando casi la mensualidad en años como 2004 o 2006 y apareció hasta 2014, en que cambió su denominación a Rebeldía Zapatista y pasaría a editarse directamente por un colectivo del propio EZLN.
La autonomía comunicativa se completó en 2005 con la apropiación de la web creada por Paulson en 1994. Para ello, crearon la página enlace zapatista, actualmente operativa bajo la dirección
http://enlacezapatista.ezln.org.mx, que contiene en sus diferentes secciones toda la historia documental del zapatismo.

Tras las elecciones presidenciales de 2006 y con el lanzamiento de la Otra Campaña, el zapatismo empezó a sufrir un creciente aislamiento, un cerco informativo, por lo que acentuaron su apuesta por los medios libres y alternativos para impulsar su autonomía de ese panorama mediático. Muchos comunicados, desde entonces, planteaban una severa crítica al conjunto
de “los medios de paga”, al tiempo que se alababa la labor de los medios libres o de toda forma de comunicación popular y las JBG dirigían sus denuncias y comunicados también a los medios libres y alternativos. Ellos mismos declaran que el EZLN ha cambiado radicalmente su política de medios, y exaltan el papel de gente como Julian Assange, Chelsea Manning o Anonymous,
afirmando que existe una tendencia al alza del papel y la calidad de la información colectiva de los medios autónomos: “Se necesita pues que esa información tenga un espacio donde se acomode, que sea legible. Y ése es, nosotros decimos que a grandes rasgos y en una tendencia, es el que van a cubrir los medios de comunicación alternativos, autónomos, libres, o como se llamen”. Esos medios compas, para los que la información no es una mercancía, sino un espacio
de lucha, basado, además, en el poder de la escucha directa, horizontal. Conscientes del papel creciente de las redes sociales, también inauguraron su presencia en Twitter en 2010 y en Facebook en 2011.

Además, para apoyar la labor de estos medios en la cobertura de las actividades zapatistas, a mediados de 2014 aparecen lo que ellos llaman los Tercios Compas, una especie de informal agencia informativa zapatista, un equipo de comunicadores indígenas que suministran gratuitamente materiales informativos, fotografías, vídeos y crónicas escritas a los medios alternativos para facilitarles su labor, por medio del copyleft. Una de las últimas aportaciones al panorama de las redes sociales es la iniciativa, no ligada al propio EZLN, del nuevo sitio web zapatista.org, donde, según su propia declaración de principios, serán compartidas palabras, imágenes, arte, historia, noticias, etcétera sobre el zapatismo y el EZLN. Por ello, pretende centralizar todo tipo de recursos sobre la historia del zapatismo y sus áreas de influencia, ecos y
resonancias globales. Para ello han habilitado diversos canales y cuentas en las principales redes sociales, donde pueden verse centenares de fotografías, vídeos documentales, películas y todo tipo de materiales artísticos o literarios sobre zapatismo: es posible encontrar esta amplia oferta a través de varios canales en YouTube, como ocurre también en Vimeo, Pinterest, Rebel Mouse, Médium, Google+, Mixlr, Slidely, Vidme, Medium, Calameo, Blogspot, Soundcloud y Facebook.

Así, el zapatismo ejerció una poderosa influencia en el ámbito de la comunicación alternativa mexicana, inspirando radios comunitarias, medios libres o portales informativos como desinformémonos.org. Una influencia que no se ha limitado a la labor informativa, sino que han extendido unos principios políticos y organizativos han permeado y conformado los nuevos movimientos globales de protesta del siglo XXI. Así, se ha producido una transformación fundamental en el funcionamiento de los movimientos sociales, al situar las prácticas
tecnológicas comunicativas y los medios de comunicación en el centro de la construcción del movimiento social de resistencia al neoliberalismo. Se trata de lo Wolfson llama la ciberizquierda, caracterizada por su defensa de la democracia radical de base, el activismo en red y su carácter trasnacional facilitado por los nuevos medios para crear vínculos entre movimientos autónomos. Algunos investigadores afirman que el impulso zapatista inspira decisivamente a colectivos como Wikileaks, ya que ambos movimientos apuestan por resolver problemas transnacionales con soluciones posnacionales, por repartir el poder en vez de
concentrarlo, por la autoorganización y la autogestión. Al mismo tiempo, no defienden ninguna ortodoxia ideológica, aunque sí afirman unos principios básicos de libertad y emancipación individual y colectiva, basándose en la transparencia del poder y la participación. Se trataría del puente establecido, en las dos últimas décadas, desde la resistencia antagonista al activismo de datos. Así, Marcos y Assange habrían aplicaron los dos códigos más preciados en la sociedad del espectáculo -el publicitario- y la sociedad del conocimiento -el digital- a su lucha. La revolución de los indígenas mayas dio paso a la de los nativos de Internet. Así, si en el siglo XIX pan y trabajo eran demandas esenciales, que enseguida algunas completaron con la exigencia de rosas, “Pan y rosas”, ahora se plantea la necesidad de construir un Cuarto Poder ciudadano en Red que traslade las demandas populares a las instituciones.





ENLACES

http://enlacezapatista.ezln.org.mx

http://zapatista.org

http://desinformemonos.org.mx

https://www.youtube.com/user/SupMarcosEZLN

https://www.youtube.com/channel/UCT8txinuj5dVdDw_diq-rDw

https://vimeo.com/zapatista

https://vimeo.com/groups/zapatistas

https://www.pinterest.com/Zapatistas/

https://www.rebelmouse.com/Zapatista/
https://www.rebelmouse.com/Zapatista/

https://plus.google.com/+ZapatistaOrganización/videos

https://plus.google.com/u/0/+SubcomandanteMarcosEZLN/about

http://mixlr.com/zapatista/

http://slide.ly/user/zapatista.org

https://vid.me/Zapatista

https://medium.com/@Zapatista

http://ita.calameo.com/accounts/4052400

http://zapatista-org.blogspot.mx

https://soundcloud.com/zapatista-org

https://soundcloud.com/groups/zapatista

https://www.facebook.com/ApoyoZapatistas

http://www.grieta.org.mx